SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE CON LABIOS ROJOS

Foto (ilustración) de lucia be

SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE CON LABIOS ROJOS

“La vida es maravillosa”, “se tan feliz que no sepas si vives o si sueñas”, “nada es imposible”, etc. He de confesar que yo también he llegado a caer en este universo de felicidad ficticia y de confeti colorido de las nuevas marcas de papelería. Y, aunque tampoco vamos a saludar a todo el mundo como alguna bloggera de moda que hay por ahí con eso de “hola pedazos de mierda” (reconozco que a mí ganas no me faltan a veces) tampoco vamos a creernos que las baldosas del camino de la vida son de purpurina.

Continue reading “SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE CON LABIOS ROJOS”

LOS PANTALONES A LOS QUE LE FALTABA UN COCIDO

LOS PANTALONES A LOS QUE LE FALTABA UN COCIDO

Señor Amancio Ortega, mire que me gusta, me gusta usted (me parece de admirar su meteórica carrera y la estrategia de marketing de su compañía, que no tiene desperdicio) y alguna de su ropa, los volantes no, nunca fueron de mi agrado, aunque yo tenga el alma flamenca y el corazón coplero. Me gusta a mi, una tía de 1,79m, bien de altura, bien de 41 de pie (como decía mi abuela, normal, si no me caería) y bien de curva latina (no me malinterprete, teóricamente llevo la 40/42, teóricamente). Continue reading “LOS PANTALONES A LOS QUE LE FALTABA UN COCIDO”

VACUNADA CONTRA EL VIRUS DEL MIEDO

Continue reading “VACUNADA CONTRA EL VIRUS DEL MIEDO”

¡QUÉ ROJO SERÁS!

¡QUÉ ROJO SERÁS!

Llevo un tiempo escuchando “que roja eres”. Me molesta, me molesta mucho, entre otras cosas porque el rojo no me sienta nada bien, y más allá de los estampados rojos con lunares blancos no le llego a encontrar el punto. A lo mejor es eso, que soy roja con lunares blancos. El caso es que no soy roja, pero no es que no sea roja, es que no soy roja, ni blanca, ni amarilla. De hecho, por no cuadrar, no me cuadra ni el verbo, porque tampoco “soy”.

Continue reading “¡QUÉ ROJO SERÁS!”

QUERIDO CÁNCER

Querido Cáncer,

No, el horóscopo no. Por que si fuera el horóscopo no me hubiera planteado empezar esta carta como… “grandísimo hijo de…”.  Si, cáncer, tu, la enfermedad, la maldita enfermedad. Como ya te he dicho me hubiera gustado empezar estas líneas con algún insulto, improperio o falta que demostrasen como me siento con respecto a ti, pero no puedo, es lo que quieres, no es el camino.

Continue reading “QUERIDO CÁNCER”

LA HISTORIA QUE ME DIÓ UN PREMIO (en metálico ;) )

LA HISTORIA QUE ME DIÓ UN PREMIO (en metálico 😉 )

Me encanta Ismael Serrano, me enamore de su música en el colegio, gracias a mi profesor de historia, Abel. Al contrario que otros profesores de historia, el mío hacia que las clases fueran mágicas, y encontró en “Papa cuéntame otra vez” un material pedagógico excelente. Continue reading “LA HISTORIA QUE ME DIÓ UN PREMIO (en metálico 😉 )”